Publicado: 21 de Octubre de 2016

Millones de coches fabricados en las últimas dos décadas emplean mandos a distancia cuya seguridad ha quedado en entredicho cuando un grupo de expertos ha desvelado nuevas técnicas que, con un montaje electrónico de unos 35 euros y algo de software, permiten abrir vehículos limpiamente en unos pocos minutos.

La intriga tras unos cuantos casos de robos de vehículos calificados inexplicables y el gusto por curiosear los sistemas de protección de sus propios vehículos llevó a un grupo de investigadores a publicar un trabajo sobre la seguridad de los sistemas de apertura y desbloqueo mediante llaves electrónicas con los que las grandes marcas equipan sus vehículos. Y los ha puesto en entredicho. El trabajo, titulado Ciérrelo y piérdalo: sobre la (in)seguridad de los sistemas de apertura en automóviles, se ha presentado en el 25º Simposio de Seguridad Usenix hace unos días.