Publicado: 21 de Octubre de 2016

Hasta 100 millones de vehículos Volkswagen vendidos durante los últimos 20 años son vulnerables a los robos por culpa de un fallo en el sistema de cierre a distancia.

Tres expertos de seguridad informática de la Universidad de Birmingham han publicado un informe en el que demuestran la facilidad con la que fueron capaces de clonar la señal que emiten los mandos de los coches con sistema de apertura a distancia.

Los más vulnerables son los vehículos de Volkswagen, Audi, Seat y Skoda vendidos desde 1995. Este fallo ha sido encontrado en modelos tan recientes como el Audi Q3, que salió al mercado este año.

"Es inadmisible que todos los modelos antiguos y actuales de coches manufacturados por el Grupo Volkswagen se basen en el mismo sistema para codificar su llave electrónica, haciéndolos vulnerables a los ataques", argumenta el informe.

La única excepción a este fallo de seguridad son los últimos modelos fabricados por Volkswagen que incluyen la plataforma MQB, que se usa en el modelo más vendido de la firma, el Golf VII.

Peter Weisheit, portavoz de Volkswagen, ha asegurado en declaraciones a Reuters que los modelos más nuevos de Golf, Tiguan, Touran y Passat no son vulnerables a los ataques electrónicos. "La nueva generación de automóviles no está afectada por los problemas descritos" ha declarado, sin entrar a valorar los errores descubiertos en otros modelos.

Este fallo en el sistema de cierre electrónico se produce mientras Volkswagen, el mayor fabricante de automóviles de Europa, intenta recuperarse del escándalo del trucaje de las pruebas de emisiones diésel que afectaron a casi 11 millones de coches en todo el mundo, por el que ha sido detenido el director de Volkswagen Corea, Johannes Thammer, acusado de falsificación de documentos, y que le ha costado 15.000 millones de dólares de multa en EEUU.