Ayer el Presidente y CEO de Lamborghini Stephan Winkelmann entregó ayer la primera unidad del Lamborghini Huracán LP610-4 a la Polizia di Stato de Roma, un acto en el que recogió las llaves del biplaza de Sant'Agata Bolognese el máximo responsable de este cuerpo policial, el Prefecto Alessandro Pansa.

Animado por un V10 de 5,2 litros atmosférico que rinde 610 CV a 8.250 rpm y 560 Nm a 6.500 rpm. El nuevo "baby-Lambo" es capaz de alcanzar una velocidad punta de 325 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,2 segundos.

Además de la decoración pertinente y de la batería de luces de techo en LED Lamborghini lo ha equipado con un set de accesorios específicos para la policia en su interior. No podía faltar la característica "Paletta" de la policia italiana.


Publicado: 18 de Noviembre de 2014